Modelo de Contrato de Mandato

Modelo Contrato Mandato

Existen diferentes tipos de contratos que pueden causar confusión entre los ciudadanos, uno de ellos es el denominado contrato de mandato, el cual consiste en que una persona busca contratar a quien se haga cargo de sus negocios para que realice la gestión correspondiente, o en otros casos para que lo represente en determinada actividad o tarea.

Modelo de contrato de mandato

  • Formato de fecha:MM barra DD barra AAAA
  • celebran un contrato de Mandato

  • DECLARACIONES

  • ACUERDAN


  • Se deja constancia del contrato con la firma de las partes implicadas.

    El mandante:                                                El mandatario:

Rellena este formulario con tus datos y podrás descargar un pdf con el contrato listo para imprimir.


Ejemplos de contrato de mandato que puedes rellenar

Descargar Modelo Contrato de Mandato

Modelo Contrato de mandato para rellenar


Estos contratos pueden ser de utilidad:


Contrato de mandato según el código civil

Dentro del código civil se enmarca en el artículo 2142 una definición de este tipo de contrato, aquí la relacionamos:

 El mandato es un contrato en que una persona confía la gestión de uno o más negocios a otra, que se hace cargo de ellos por cuenta y riesgo de la primera.

La persona que concede el encargo se llama comitente o mandante, y la que lo acepta apoderado, procurador, y en general, mandatario”.  

Características de este tipo de contrato

Este modelo de contrato de mandato se caracteriza porque se puede concretar tanto de forma escrita como verbal, y es más común de lo que pensamos, pues en la vida cotidiana se suele hacer uso de este servicio, uno de los casos más recurrentes es cuando se accede a contratar o requerir un abogado que cumpliría la función de mandatario y que se hace cargo de ciertas actividades pero bajo la responsabilidad de quien hace la petición, en este caso conocido como mandante.

Además, porque puede ser tanto gratuito o remunerado, esto depende del tipo de servicio requerido y acuerdo al que se llegue con la persona que se hará cargo de las responsabilidades que le deleguemos, es decir que la remuneración se puede establecer con una tasa fija o una comisión sobre un porcentaje acordado.

Por otro lado, el contrato se puede realizar a través de un documento privado, es el escenario más frecuente, pero también se puede emitir mediante escritura pública ante algunos casos especiales, uno de ellos es para un apoderado especial y se presenta ante notario público para la celebración del matrimonio; también se utiliza para otorgar el mando completo de todos los negocios a un mandatario y por último cuando se le entrega poder a un abogado para que represente a una persona en un proceso judicial.

 

Clasificación del contrato de mandato

 

Este tipo de contrato tiene dos clasificaciones que es importante que conozcamos, que se categorizaran dependiendo el tipo de facultades que se le otorguen al mandatario, para ello es importante citar lo que dice artículo 2156 del código civil:

“Si el mandato comprende uno o más negocios especialmente determinados, se llama especial; si se da para todos los negocios del mandante, es general; y lo será igualmente si se da para todos, con una o más excepciones determinadas”.

De esta forma queda comprendido que el mandato general le brinda grandes capacidades y obligaciones al mandatario, por lo cual tendrá el control y poder para gestionar todos los negocios del mandante, aunque todo ello bajo lo que se estipule en el contrato.

 

Ejemplo de contrato de mandato

 

Son varios los ejemplos que se podrían dar para hablar del contrato de mandato, ya mencionamos un caso muy común y es cuando accedemos a los servicios de un abogado, pero por otra parte podríamos hablar de la cesión de un inmueble por parte de un propietario, quien asumiría el rol de mandante y el administrador que se hará cargo de esta propiedad y que deberá asumir unas responsabilidades y compromisos tendrá el rol de mandatario.

 

Contrato de mandato judicial

 

El contrato de mandato judicial es una opción que le permite a un ciudadano brindarle facultades a una persona para que esta se postule en su nombre ante los tribunales. Para que esté tenga efectos jurídicos puede ser por medio de escritura pública, declaración escrita autorizada por el secretario del tribunal.

Es claro que un ejemplo de contrato de mandato judicial es cuando un profesional o estudiante de derecho (que cumpla con los exámenes correspondientes) va a representar legalmente en juicio a un mandante, buscando defender al acusado, cumpliendo con las pruebas necesarias de acuerdo a los procesos judiciales del país.

 

Contrato de mandato de venta

 

El contrato de mandato de venta suele presentarse cuando se entregan responsabilidades a un tercero en medio de un proceso de venta, para que asuma la figura legal y sea quien firme en nombre del mandante todos los contratos y escrituras necesarios. Este personaje puede ser un familiar, amigo, abogado o cualquier persona de confianza o autorizando a una agencia inmobiliaria para que se haga cargo de ciertas gestiones.

Para fines de aclaración la inmobiliaria no tendría una posición como vendedora sino como representante del vendedor, por ende deberá entregar las cantidades que reciba del posible comprador a la parte que actué como vendedor, eso sí teniendo presente los honorarios que hayan establecido previamente.

En el artículo 2168 se señala que el mandante puede entregar una facultad al mandatario para que venda pero así mismo para que reciba el pago o precio del trámite.

Hay otro numeral en el código civil que es el 2169 en donde se aclara que en caso que se delegue algún tipo de hipoteca a un mandatario esté no tendrá la facultad para vender.

 

Partes y obligaciones

 

Como ya hemos mencionado, para llevar a cabo este tipo de contrato se requiere de un mandante y un mandatario, que tendrán que cumplir con una serie de obligaciones que se detallan en el código civil.

 

Obligaciones del mandante

 

En el artículo 2184 se contemplan las siguientes obligaciones para el mandante:

  • Suministrarle al mandatario lo que requiera para poder ejecutar el mandato.
  • Realizar el reembolso correspondiente de los gastos ocasionados por la ejecución del mandato.
  • Generar el pago de la remuneración que se haya fijado, en caso de ser así.
  • Indemnizar las pérdidas que se hayan presentado por justa causa de la ejecución del mandato.
  • Hacer las anticipaciones de dinero con los intereses correspondientes.

De acuerdo a la ley el mandante debe estar acogido bajo estas normas, sin excusarse en que el negocio no haya tenido los resultados esperados, aunque podrá alegar y probar que la causa o culpa fue por gestión del mandatario.

 

Obligaciones del mandatario

Al respecto se establecen las obligaciones del mandatario en los artículos 2157, 2175 y 2181 del código civil, a continuación las relacionamos:

  • Debe regirse rigurosamente por los términos establecidos en el contrato, aunque pueden existir excepciones en los casos en los que la ley autorice a que obre de otro modo.
  • En caso que el mandato resulte perjudicial para el mandante, el mandatario deberá abstenerse de hacer la ejecución.
  • El mandatario debe rendir cuentas al mandato del encargo que se ha desarrollado por medio de documentos o soportes, además si se presentarán pagos o cargos no justificados deberá hacerse cargo de los mismos. Para los casos en el que el mandatario no desee rendir cuentas, se puede acudir a la acción civil de rendición de cuentas, un mecanismo que por medio de demanda puede llevar a que un juez obligue al mandatario a entregar el detalle de las cuentas de su gestión.
 Save as PDF